Leer hilo
foro 1 - Miguel, un hombre libre
Autor: Manuel González Mestre Lecturas: 5192 | Fecha: 03/01/2014 | Hora: 19:04:42

 

Miguel, un hombre libre
Una tarde fría de invierno poco después de perderse el sol por tierras de Portugal entre horizontes de azules violáceos y rojos anaranjados tu corazón echó a volar al pie de una esquina. Una esquina, un vértice, una cumbre, por donde asomabas tu alma de aristócrata a la calle que era tu casa, aquella que había hecho de la palabra tu arma y de tu cuerpo bandera. Libre, a tu aire, sin envidias ni rencores, como el mar y las estrellas, lejos de los convencionalismos de esos que se creen mejor por dejarse guiar por el resto del rebaño. Te ausentaste como si nada, como los días que mueren al caer la noche, como el año que termina, allí donde el poeta Lucrecio nos enseñó hace más de dos mil años que: “El llanto de los funerales se mezcla con el del recién nacido”.
En estos días en los que se celebra el nacimiento de Jesús de Nazaret, aquel que se hizo acompañar por toda clase de personas sin importarles su origen o condición; tú, caminas ya junto a él descalzo y a pie, sin pompas ni boatos, compartiendo un peta de maría, ambos cuasi vagabundos con la barba rala y tú con los cabellos lindos y ensortijados como un ángel caído, mientras que el Nazareno con el vacilón te relata entre humo y risas, a ti hombre de poca ciencia pero de gran sabiduría, que tu nombre, Miguel, viene a significar: ¿Quién como Dios?.
Ni Harry Truman ni Harry Potter; Harry. Es fácil juzgar a los demás cuando se ha nacido en el seno de una familia con recursos, se ha tenido protección, cariño, acceso a la formación y unos padres dispuestos a dárnoslo todo. Miguel fue un hombre bueno, educado con los mayores, atento con las mujeres y cariñoso con los niños. Amigo de sus amigos, amigo tuyo, amigo mío, amigo, aunque me cueste un cigarro, un euro o un café, porque los artistas cuando lo son de verdad tienen sus manías, en fin, sus cosas. “!Águilas al río!”. Ahí viene Miguel barrio abajo, sin prisas ni apariencias, con el mundo por montera, contento, arrojando voces al planeta, lanzando frases surrealistas y festivas que vienen a ser el grito amargo y de desgarro de todos los desheredados de la Tierra.
Hoy día cuando los prohombres de la cosa pertrechados bajo trajes de Armani y perfumados con Hugo Boss encumbran hasta lo más alto a un farsante o sinvergüenza nombrándolo doctor honoris causa, ministro, premio nobel o presidente; cuando la democracia ha sufrido un golpe de estado en toda regla en favor de esa invención absurda a la cual hemos dado en llamar mercados, tú, que sufriste la marginación, la necesidad, la enfermedad, la soledad, el vacío, la droga, el dolor y la cárcel…, y que a pesar de todo ello defendiste la alegría, brillas más que todos ellos, porque el éxito, el auténtico, el de verdad, no consiste en poseer más o trepar más arriba, sino en ser una buena persona, eso es lo más difícil y complejo que puede llegar a ser alguien.
Asignatura pendiente
del corazón de la gente
del diente de mi cuñao.
¡Qué criaturas más decentes
los ratones coloraos!”.
Hasta siempre. Descansa en paz.
 
 
Borrar
foro 2 - Re: Miguel, un hombre libre
Autor: Alfonso Lecturas: 2628 | Fecha: 13/01/2014 | Hora: 17:08:30

Y tan libre! Un hombre mítico que valía por su historia y su postura ante la vida. Me ha gustado mucho leer esto Manolo. ... el grito amargo... de los desheredados de la tierra.

Borrar
[Responder] [Volver]
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital