El blog de Alfonso Balmón Jiménez
 
Indignado
 


Hoy mi corazón se siente más indignado que nunca por tales atropellos de la dignidad humana, unas fechorías que más se parecen a un estado autoritario que a una democracia real. Hoy más que nunca mi corazón pide vendetta a los cuatro vientos, aunque mi razón la intente calmar con distintos métodos que rozan la positividad.¿ Qué esperar de esas clase de “personas” que se profesionalizan como políticos y que intentan dar la imagen de héroes defensores del pueblo, pero que luego se ven avocados al sacrificio de la ideología de su partido y que terminan imponiendo los intereses personales? (Bergua, 2003). Nada es tan asquerosamente colérico que observar a esos perros de mala sangre disfrazar acciones de lobo en acciones de corderos, utilizar la más ruin demagogia para persuadir al populacho, nada es más decepcionante de ver a esos mercenarios del sistema que controlan la opinión pública y que son los mejores profesionales en ocultar la verdad, me refiero a los mafiosos de la comunicación.  


Ese Estado que pide paz, mientras da guerra, utiliza las peores de las manera para mantener el poder y de los que están a su alrededor. ¡Cuánto daño al pueblo!. Amantes de la deslegitimación, esos groseros mentirosos que nos venden futuro incierto por votos.


¿Cómo pueden mandar a su brazo ejecutor a realizar tan flatulentos actos contra su pueblo? ¿Cómo se atreven a alegar que es por la seguridad ciudadana? ¿Los fines justifican los medios?


Rompen con la ley de reciprocidad y actúan violentamente contra gente que lo hacen pacíficamente, personas que luchan por sus derechos y que se ven obligados a escuchar multitud de injurias que desvaloralizan su pensamiento y sus actuaciones. Personas que más que humanos son fábricas de prejuicios, carnívoros del libre pensar y de la reflexión. Pero esto solo demuestra vuestro miedo, y a vuestro pesar se seguirá luchando por un mundo mejor, porque vosotros habéis destruido la democracia, la habéis denigrados con vuestras perversas acciones, desde la corrupción  hasta las relaciones mutuas de interés por delante del interés colectivo.


Llegará el día en que las personas como individuos y como sociedad se cansen de ser engañados y pasen a direccionar su futuro y sus vidas. Serán ellos los que construyan  su historia.


Como un cartel de la manifestación dice: “Sistema antihumano, humano antisistema”  


Ver comentarios

Alfonso, esta revolución, si lo es, será la revolución de la buena gente, de la gente digna que es la única de sentir indignación. Tendrá que ser la revolución definitiva, heredera de tantas otras, pero superadora de todas las teorías y prácticas posteriores a las mismas. La revolución de hombre sin adjetivos, que esgrime su condición de ser libre, capaz de todo, de crear y de construir sobre los cimientos de los viejos y los nuevos valores. Esos que será necesarios para la supervivencia de la Humanidad y de nuestra Madre Tierra. Palabras como VERDAD,LIBERTAD,IGUALDAD,serán realidad para hacer posible LA PAZ, que es el Camino y la Meta.

Manuel Delgado Milán Comentario realizado el 14 de Junio de 2011 a las 14:23:43    Denunciar comentario
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital