El blog de Alfonso Balmón Jiménez
 
¿Hasta cuándo?
 


El mundo real difiere mucho del que nos hacen percibir. Pronto llegarán las elecciones y como la democracia exige, el pueblo se reúne para elegir a sus representantes, es decir, las personas que velarán por la justicia y que dirigirán sus países pensando siempre en los sujetos que han depositado la confianza en ellos.


Pero, ¿Realmente esto ocurre así? ¿Son los políticos los que verdaderamente dirigen el mundo? Como ha demostrado la situación económica que actualmente atravesamos, la respuesta a estas preguntas es un NO rotundo. Siento decir que la “democracia” actual (más bien mentiracracia, gobierno de la mentira) solo sirve para elegir a mercenarios de los mercados, a soldados que están al servicio de las grandes multinacionales y banqueros que son los que realmente dominan y controlan el mundo.


Occidente es el artífice y responsable de que multitud de personas en el mundo vivan con menos de 1 euro al año, que millones de niños mueran de hambre y enfermedades curables en el mundo… Empresas occidentales son el cementerio emocional de niños y adultos explotados por una miseria de salario en el tercer mundo. Y todo para que los países desarrollados mantengas su estado de bienestar.


Las multinacionales y bancos son esos fríos ladrones que especulan y que ganan grandes cantidades de capital a costa del decremento de pueblos y personas inocentes, son las que roban el hogar (un bien básico) a familias enteras dejándolas en la calle en la más absoluta miseria. Son aquellas entidades que no ven personas, sino dinero y beneficio.


Las leyes que posibilitan todo ello son las que también posibilitan el tráfico de drogas, tráfico de armas (muchos de los países occidentales exportan armas al tercer mundo y luego predican la paz) y el tráfico de personas y niños. Todo es mercancía que se puede vender y comprar, y de la que se puede obtener grandes beneficios.


Este sistema posibilita guerras injustas en las cuales los comandantes son galardonados con la medalla del honor por tener a su espalda cientos de muertes, mientras que una persona que roba para comer es considerada un delincuente y encarcelado en presión. Como decía Eduardo Galeano “vivimos en la escuela del mundo al revés”


¿Dónde está la justicia? ¿Dónde está la sensatez?


Y luego acudiremos a las urnas pensando que somos fieles participantes de las decisiones importantes, mientras que somos meras caricaturas irónicas del curso del mundo. Creemos que introduciendo una papeleta en la urna de cristal cambiaremos la realidad. Siento decir que se equivocan, que nos equivocamos. Hay que reclamar nuestro puesto en el presente para tener futuro y dejar de decir “es lo que hay” para decir “es lo que queremos que haya”


Mi voto va para el pueblo y no para mercenarios o títeres de trapo.


A nivel de pueblo, le mando un mensaje a la persona que próximamente accederá a la alcaldía de Ochavillo: Es el pueblo el que debe gobernar sus vidas y su región, escúchalos, respétalos y sírveles.


No te pido que cambies el mundo, no te pido que seas Dios, solo te pido que pongas corazón para contribuir a esta pequeña y humilde nación. Para mí serás un ruin, un vil manipulador, porque la libertad es mi droga y tú un antídoto traidor.


 


Ver comentarios

No existen comentarios para este artículo.
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital