Ochavillo en las vivencias de Manuel Delgado
 
Nuevos comienzos para Ochavillo
 

“CUENTA Cide Hamete Benengeli, en la segunda parte desta historia y tercera salida de don Quijote, que el cura y el barbero se estuvieron casi un mes sin verle, por no renovarle y traerle a la memoria las cosas pasadas…..” Así empieza Cervantes la segunda parte del Quijote. No tiene poco de quijotesco lo que viene haciendo Manuel Delgado Cárdenas, con ese magnífico vehículo que es la web Ochavillo.com. Ojalá las segundas partes sean tan buenas como las primeras... primeras. Digo esto porque, en sus últimos momentos, la web estaba siguiendo el mismo camino que sus lectores y animadores: el de la desilusión.

Por esto, más de uno no quisiera ver renovadas muchas de las cosas pasadas, sobre todo este que os escribe. Quisiera, sin embargo, poder renovar las ilusiones de un pueblo que llegó a la meta cuando ya las había perdido. Un pueblo que, en el mismo instante que consiguió su sueño, le fue robado; o lo entregó sin pelea, el caso es que prefirió esperar mejores tiempos, arrastrando desilusiones.

Hay gente que ha visto relación entre que los partidos se apoderaran de lo que pertenecía directamente al pueblo, usurpando el sueño de ser libre de elegir al primer Alcalde de la E.L.A., mi situación profesional y personal respecto de lo que nadie puede negar es el fruto de mi trabajo, y el “cierre” de la web. “Piensa el ladrón que todos son de su condición”. Mi sobrino Manuel ha seguido trabajando en lo que hoy podéis disfrutar: la nueva web, junto con el equipo que puede probar la falsedad de esa acusación, yo, a pesar de los agravios anteriores, me ofrecí a poner en marcha la E.L.A., gratuitamente, y fue despreciado el ofrecimiento, junto a la posibilidad de negociar el pago de mis honorarios, y el último Alcalde democráticamente elegido ha seguido trabajando en lo de siempre, con la gente que han seguido a lo suyo, trabajar por el pueblo, en semanas, otoños culturales y otras cuestiones que todos conocéis.

Desde la tranquilidad de conciencia que tengo por haber hecho en mi vida todo lo que me ha dado la gana sin importarme las miserias de los que ladran a mi lado, os digo que es lógico que los partidos y las personas tengan intereses, pero no lo es el cinismo de los que no se cortan en machacar a los que nos hemos dejado la piel por el pueblo porque crean que nuestra ética y compromiso ponen en peligros esos intereses.

El nuevo comienzo de este pueblo tiene que venir de decirnos las cosas a la cara sin tapujos y con el mejor de los propósitos que no se nos envenene más la sangre con falsedades delante y cuchilladas detrás. Tiene que venir de perdonarnos las rencillas absurdas basadas en la intriga de personas que en momentos de desquiciamiento, transitorio espero, se han convertido en los líderes del arrabal.

No nos engañemos, las personas y los pueblos vamos siendo producto de nuestra inteligencia y nuestra voluntad. Ochavillo no ha podido generar una inteligencia y una voluntad colectiva desde hace muchos meses. Si no recuerdo mal la última Asamblea en la que se dio la voz a la gente fue la que yo convoqué, en la hablamos y se decidió sobre todo lo que no se ha cumplido. Ochavillo necesita cuanto antes Asambleas para decidir y no propagandísticas de los intereses de unos y de otros, que por ser de unos y no de otros no lo son, necesariamente, del pueblo.

En aquella Asamblea se decidió que el pueblo no podía desunirse en el momento en que se constituía la ELA, porque era, más que nunca, necesario el esfuerzo de todos, que yo me ofrecía a estar en esa nueva etapa y a negociar mis honorarios por mi trabajo profesional, y que los gestores y su presidente tenían que ser elegidos por el pueblo, sirviendo los partidos a ese propósito.

No sólo no se ha cumplido sino que hemos visto cosas realmente alucinantes, se ha ido justo en la dirección contraria, y hoy todos culpan a todos de lo que son errores necesariamente compartidos por no buscar el interés general, por actuar por revancha personal, o por buscar oportunidades en la coyuntura de no dejar hablar al pueblo como siempre ha sido ley no escrita de Ochavillo. Aquí se ha retratado hasta el tato, hemos dado la peor de nuestras caras, hemos sacado lo peor que tenemos. Es desde luego una etapa para olvidar cuanto antes. Desde luego sacando provecho a lo visto: “cuando pierdas no pierdas la lección”, porque así perdemos todos los ochavilleros honrados y no gana nadie que tenga buenas intenciones.

La receta es muy fácil hablemos claro, con respeto, con el mejor de los ánimos, pero claro. Ochavillo hoy necesita unidad, respeto y diálogo. Por encima de los partidos, sin excluirlos si ellos no se excluyen solos, la gente tiene que hablar de las cosas que a todos les afectan, por delante, sin alterarse, en donde corresponde, no solo en los bares, en las Asambleas, Asociaciones, plenos etc.

Y ahora aquí en ochavillo.com, mostremos otra cara, la buena, la nueva.
Animo a que no use nadie seudónimos y que todos respetemos a todos. Animo a buscar el compromiso con la verdad y su poder trasformador. Animo a no callar, a decir lo que se piensa y pensar lo que se dice. Estrenamos web, estrenemos una nueva conciencia. Nos debemos a nosotros mismos una oportunidad.

Con ese propósito he escrito este artículo a petición de Manuel Delgado Cárdenas, que no va contra nadie, ni pensando en mi interés. Todos sabéis a qué me refiero. Las personas que hoy están en la Gestora son los primeros perjudicados por las decisiones erróneas, propias y ajenas. Si los escuchamos por separado todos creerán tener razones para justificar su actuación y combatir la contraria, pero lo que cuenta es que no han actuado unidos, ni poniendo delante los intereses del pueblo que no ha sido escuchado en sus decisiones. Como comprenderéis mi interés no sería hoy ponerme a mal con los tienen en su mano el pan que creo haberme ganado a pulso, pero nunca me vendí por un plato de lentejas, ni creo que ellos tengan esa condición. Aunque deberían demostrar pronto que no me equivoco, que llevo razón en defender su dignidad y la de todos.

Buena suerte a la web, a Ochavillo y a todas sus gentes.

FELIZ ELA, FELIZ NAVIDAD Y MIS MEJORES DESEOS PARA 2011.

Ver comentarios

Feliz Navidad, para unochavillero y para todos. Gracias por darme la oportunidad de dialogar contigo. No creo que los partidos sean ogros malignos, ni soy abogo por la anarquía. He militado mucho tiempo en un partido que, por aquel entonces al menos, pretendía trasformar la sociedad y para ello, entre otras cosas, luchaba por llegar a las instituciones, estaba integrado y fortalecía las Asociaciones, Sindicatos, etc. Pero nunca las instituciones eran un fin en sí mismo. eran un medio para conseguir mejoras y cambios a favor de los más desfavorecidos de la sociedad. Hoy no está tan claro que los intereses de los partidos coincidan con el interés general, al menos no siempre y en todos los casos. Eso no quieres decir que yo ataque a los partidos, y, si leyeses mi escrito comprobarías que ni es esa la idea central del mismo, ni considero que todo lo corrompen, ni que haya que prescindir de ellos, ni que no haya personas válidas en ellos. Eso lo dices tú.

Desde siempre he luchado por una democracia participativa, donde la gente se sienta cercana a la política e implicada en la lucha por sus objetivos. No creo en una política que sea una cuestión exclusiva de unos cuantos iniciados, marginando a los ciudadanos. Mucho menos en el ámbito local y mucho menos en un pueblo como Ochavillo que ha hecho bandera de la participación.
Desde luego que no estoy de acuerdo con como se han comido y se han guisado los partidos el inicio de la andadura de la E.L.A. Sinceramente creo que han perdido los partidos y el pueblo. Precisamente digo que son los partidos los primeros perjudicados por sus errores, propios y ajenos.

Los partidos deben canalizar las aspiraciones del pueblo. Esa es su tarea. ¿Tú crees que lo han hecho? Yo creo que para nada, y que así lo piensa la inmensa mayoría, incluidos todos con los que yo he hablado.

El sistema por el que están los que están es el legal, pero eso no quiere decir que sea democrático lo que se ha hecho, y mucho menos como se han llevado las cosas después. No tiene sentido que en un pueblo en el que mucha gente ha participado siempre para hacer una feria, no tenga nada que decir en las decisiones que se ha tomado y que se están tomando y que van a lastrar al pueblo mucho tiempo. Piensa en la decisión de no recurrir un decreto que no nos da todas las competencias, de acuerdo a todo lo que por ello hemos luchado. Bueno al menos yo, porque visto lo visto....Cuando se renuncia a lo que tanto trabajo costó, no habría que haberlo consultado con la gente que peleó por ello.

El desprestigio de la política viene de que la gente no se reconoce en sus representantes y sus actuaciones, y hemos visto que aquí lo que la gente piense no importa.

Manuel Delgado Milán Comentario realizado el 20 de Diciembre de 2010 a las 18:36:01    Denunciar comentario

Uffffff, Ochavillo siempre a necesitado y necesitará respeto unidad y diálogo, la verdad es que con este artículo parece que busques pocos diálogos y parece que pones a los partidos políticos como Ogros malignos que todo lo corrompen, cuando en ellos hay personas muy válidas, como tú, tambien parece que estás molesto con el sistema que hay en Ochavillo hasta las elecciones, ¿Es que se debería de haber puesto al alcalde que tú hubieses querido? parece en algún punto de tu artículo que llamas a la anarquia, apliquemonos el cuento todos dejemos al los partidos tranquilos que las próximas elecciones están aquí ya y luego decidiremos todos democráticamente con nuestro voto quien queremos que nos represente.
Un saludo.
Y..... Feliz Navidad.....

unochavillero Comentario realizado el 20 de Diciembre de 2010 a las 12:59:22    Denunciar comentario
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital