El blog de Rafa Yuste
 
¿Qué nos cabe esperar?
 

Amigos y amigas de Ochavillo: al reiniciarse nuestra web, quiero haceros llegar una nueva aportación en mi blog. Siempre con el deseo de aportar algo reflexivo y útil y siempre como expresión de mi afecto por vosotras y vosotros.

Pareciera que la crisis nos ha despertado de un sueño: creíamos en el progreso indefinido, en la posibilidad de vivir bien y cada vez mejor, ganar bien y cada vez más. Y nos dicen, vemos, que eso se ha acabado.

Creíamos que la política era la razón hecha razonable al servicio de una convivencia libre y cada vez más igualitaria, y descubrimos que, además, sirve a un juego de intereses económicos y de poder y que la corrupción anida en el seno de las instituciones democráticas sin que se escape ninguna, o casi ninguna.

Creíamos que la religión, aunque ocultara patrañas y supercherías, hacía a la gente buenas personas y preocupadas por los demás y descubrimos que, además, también engendra monstruos.
Esperábamos que los jóvenes, nacidos y educados en la democracia, fueran civilizados, tolerantes, pacíficos y descubrimos que, además, algunos gustan del lujo, son malcriados, violentos y tiranos.

Soñábamos que habría un día en que todos al levantar la vista descubriríamos una tierra de libertad y fraternidad. Y constatamos que seguimos siendo una aldea cainita, en la que triunfa el sálvese quien pueda.

Qué nos cabe esperar, se pregunta hoy, nos preguntamos, mucha gente.

El filósofo Emmanuel Kant decía (como ya me habéis visto repetir otras veces) que las tres preguntas de la filosofía eran, qué podemos saber, qué debemos hacer, qué nos cabe esperar, y las resumía en una sola: en definitiva qué es el ser humano.

Quisiera glosar esas palabras de Kant intentando hacer ver que lo que nos cabe esperar no va a depender sólo de lo que sepan y deban hacer los demás, sino también, y principalmente, de lo que nosotros sepamos y de lo que nosotros hagamos.

¿Qué nos cabe esperar? Que ese tropel de cínicos poderosos, que esa elite mundial del lujo y la corrupción, que esos mercaderes sin escrúpulos, que esos torturadores y asesinos, no triunfen sobre nuestra conciencia, ni sobre nuestra libertad, que no nos roben nuestra dignidad, además de nuestro dinero, que no supriman nuestra humanidad, además de nuestros recursos.

Carlos Marx (¡tan olvidado el pobre en estos tiempos!) decía que los filósofos se habían dedicado a interpretar el mundo, pero que lo más necesario era transformarlo. Seamos filósofos prácticos ¡Transformemos nuestro mundo!

Sacudámonos la pereza y el hastío. No digamos más que todos son iguales, que esto siempre ha sido y seguirá siendo igual, que de nada sirve lo que yo haga si otros no lo hacen también. Vivamos austeramente, a pesar del lujo y consumismo ambiental, seamos tolerantes, a pesar de la creciente intolerancia, seamos honrados, a pesar de la corrupción reinante, creamos en la política, a pesar de los políticos, si somos religiosos, hagamos de la religión instrumento de liberación, seamos buenas personas, aunque las haya malas, tengamos esperanza, a pesar de la desesperación reinante, no seamos optimistas, pero sí utópicos, no renunciemos a vivir con alegría ni a trabajar para que todos vivan...

¡Felices fiestas, feliz año 2011!

Ver comentarios

Me encanta tu reflexión. Muchas veces nos excusamos en que nada puede cambiar para no hacer nada por el cambio. En la actualidad somos demasiado apáticos y eso debería desaparecer de entre nosostros. Un saludo.

Alfonso Comentario realizado el 18 de Diciembre de 2010 a las 20:24:57    Denunciar comentario

Lo que propones no solo es la mejor opción, es la única que nos queda si queremos salir de ésta. Ante cualquier situación negativa podemos mirar hacia arriba, procurando que nos lleve de algún modo a una superación personal y a la acción, o hacia abajo, hacia el miedo, la paralisis y la depresión.

Manuel Delgado Milán Comentario realizado el 18 de Diciembre de 2010 a las 15:55:32    Denunciar comentario

Una reflexión muy interesante Rafa.

ochavo Comentario realizado el 18 de Diciembre de 2010 a las 11:18:52    Denunciar comentario
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital