El blog de Alfonso Balmón Jiménez
 
Entre nubes de alquitrán
 

Mas parece que nacieras de la forja de un río, pero para
Mi pesar fue de la mano de un noble, creía que la magia era
Tu destino y al día siguiente no quise creer en nada. Entre trigo, maíz
Naranjos y olivos ahí te muestras escondido, sabe a dulce
Tu aroma y huele a vetusto tu amanecer tardío. Se abren tus
Tierras para crear callejuelas donde se explaya el juego de la
Alegría con el trabajo y el más trabajar. Cual paleta de un pintor
Toda la sangre yace mezclada, los que antes se golpearon,
Ahora sus hijos se dan la mano.
En el seno de los tabiques de argénteo y arenisca no vale para
Nosotros la pendencia, aunque de dolor no ahorro ante
Vuestra presencia, aquí la paz también brilla por su ausencia.
Gentes dientes de lobo poseen, pues de la lucha hicieron
Su bandera, a pesar de que mal gusto es para mí todas estas
Que ondean, respeto que vuestras vanidosas bocas hablen
De ella.
En la casa de aquel campanario, amarillo y blanca vestimenta,
Es donde se dice hallarse el supremo. “¿Dónde está éste que
No lo veo?” murmura el aire al helecho.
Reuniones cada año en honor a no sé quien, pasos dobles en
Centro porque triples sería un enredo, ríos fluviales calle abajo, ya que
El mar no esta lleno y la embriaguez se hace amigo de la estrella
Mayor de “nuestro universo”.
Un miércoles se toma pescado siempre que sea un pelín rebozado
Con polvos inmaculados, de ilusión y agrado. No llores por mí
Patria querida, que yo de ti no gasto, que todavía no trabajo
Ni pienso hacerlo: le dice el perezoso al hormiguero.
Dime la verdad luna del toro lunero, que yo llevo todo en el
Corazón mientras no me obliguen a ello, pues dime de que
Presumes y te diré de qué carezco.
Entre nubes de alquitrán y deseo nace una rosa, tan bonita,
Caprichosa y hermosa igual que las que todo el mundo bajo su
Alma goza.

Soy yo el que escribe, pero es la imaginación de un caracol en salsa el que habla.

Ver comentarios

No existen comentarios para este artículo.
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital