El Blog de Irene González Dugo
 
Escribir
 

“Escribir, ¿para qué escribir?, hay tantas cosas que hacer en la vida, que ¿para qué escribir?, ¿para qué perder el tiempo en bobadas? Todos estos años pasados me dediqué a buscar la propia libertad, a luchar contra las injusticias, a amar la vida… hice tantas cosas para llenar mi alma y la de muchas otras personas que… no me di cuenta de un detalle muy importante, y es que yo era preso de mis propios sentimientos, era preso del miedo de no tener una vida interesante, era preso de pensar que la muerte me privaría de tu gozo, de no poder ver el resplandor intenso de tus ojos y a la vez era preso de pensar que al día siguiente los volvería a ver. ¡Tus ojos! ¡Tan penetrantes, pero a la vez tan impermeables! Es imposible para mi persona poder sumergirse en tales lunas sin tener en cuenta la posibilidad de quedarme atrapado en ellos. Por mi salud desearía que tal cosa no ocurriera, pero si ahora estoy escribiendo estas líneas es que ya es demasiado tarde, es que de nuevo vuelvo a ser prisionero, pero prisionero de la libertad, de tu desmesurada libertad. Hay veces que te imagino cerca de mí y creo poder tocarte, pero mi agónica habitación me golpea sin piedad para llevarme a la más cruda de las realidades, una realidad engañosa y fabricada artificialmente por el ser humano. Hay veces que me siento como si estuviera en matrix y yo el único que esta fuera de todo, pero luego te das cuenta que tu también estás dentro y tan manipulado como los demás, te das cuenta que tú no eres quien te has elaborado a ti mismo, sino que eres un producto manipulado para pensar de una forma y para aceptar un sistema establecido, pero no solo eso, estas educado para no aceptar el sistema establecido si no quieres y así creer que eres libre, pero por el hecho de no aceptarlo sigues dentro, es más, es casi imposible salirse de lo establecido, ya que los pilares están demasiado fuertes para derribarlos. He dicho que es casi imposible, pero existe una posibilidad. Por ejemplo los hippies buscan la libertad en el pacifismo, en la evasión y los antisistema la buscan en la lucha reiterada contra la autoridad. Todos sabemos que una minoría no puede cambiar las cosas, ¿pero qué pasaría si nos encontráramos divididos en partes iguales? Seguramente empezaría una lucha violenta para conseguir los propósitos que cada uno quiere. En mi opinión luchar por algo no se puede hacer mediante la lucha contra algo, porque reflejaría nuestra educación manipulada y nuestra integración en el sistema establecido. Es verdad que se conseguiría con un mayor número de gente, pero no se conseguiría con la lucha violenta, sino cambiando la forma de pensar antes establecida por otra, se aborrecería al sistema y nos mostraríamos pasivos, no participativos en el sistema y llevando una vida independiente de él. Nosotros reforzamos el sistema, si el sistema no nos tiene, no se refuerza. Tenemos la posibilidad de guiar nuestras vidas independientemente de todo, tenemos la posibilidad de obtener la libertad verdadera.”


Gracias por estas palabras

Ver comentarios

No existen comentarios para este artículo.
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital