El Blog de Irene González Dugo
 
¿Deben ir los jefes a la guerra?
 

Hace unos días dimos en clase de latín la Oratoria (retórica en griego). Ésta es el arte de hablar con elocuencia para persuadir o convencer a alguien. A mi profesor se le ocurrió la idea de que cada uno realizara un discurso, mostrándonos como verdaderos oradores. Nos sorteamos los temas y a mí me tocó: “¿Deben ir los jefes a las guerras?”. Aquí tienen el resultado:

COMO UNA PARTIDA DE AJEDREZ

Si van a mirar, malo, si no van, peor, pero ¿y si actúan, dan la cara, luchan, defienden… convirtiéndose así en auténticos héroes? Y es que la cuestión de si los jefes deben ir o no a la guerra es diversa.

Sin ir más lejos, en tiempo y lugar, nos topamos con esa famosa guerra en Irak, o como la llaman los estadounidenses: “Operación de Libertad Iraquí”. Los titulares aseguran que George Bush ha conseguido ocupar la mayoría del territorio Iraquí, pero lo cierto es que nuestro “amado presidente” se encuentra sentado en su casa, aquella tan blanca como el azúcar y cuyas dimensiones casi completan las mínimas para un campo de fútbol. Mientras George Bush sobrevuela Bagdad acompañado de la expresión “Mission acomplished (misión cumplida)”, miles de soldados han tenido que dar la cara por él y muchos perdiendo la vida. Y al igual que el rey en una partida de ajedrez, este petulante presidente se esconde con su miedo y su cobardía.

Pero no todos se esconden y se llevan el mérito de otros. Personajes importantes en la historia como Julio César o Alejandro Magno, son recordados como los mayores luchadores de la historia. Aunque realmente, no es oro todo lo que reluce. Es necesario planear cada uno de los movimientos ejecutados en una guerra, así como las posiciones y quedarse en una posición segura era el elemento principal para estos líderes militares. En esta partida el rey sale pero detrás del caballo.

Aun así, existen personajes históricos que lucharon, defendieron y conquistaron. Y es ahora cuando debo nombrar a Genghis Khan, líder de un poderoso imperio que abarcó casi toda Asia y parte de Europa. Aunque a la altura de Alejandro Magno como estratega, su valentía no es comparable. Tal es así que su nombre se le pone en reconocimiento por el genio y el coraje demostrado en conquistas y batallas que lo llevaron a ser dueño y señor de Mongolia. Éste no juega al ajedrez, sino que combate ganándose así el respeto y el honor.

Y es que para ser reconocidos y elogiados hay que currárselo, porque ése es el ejemplo que se nos muestra desde pequeños: Mulán, mujer guerrera, consiguió elevar su rango gracias a su bravura y Harry Potter y su Orden del Fénix fueron aplaudidos por todo el mundo mágico por su empeño en la lucha contra Quien-vosotros-sabéis. Si estos seres fantásticos nos enseñan que hay que afrontar las cosas por uno mismo, ¿no deben pues tomar ejemplo los jefes actuales?

Ver comentarios

absolutamente encantador, una de las grandes verdades es que la gente que se queda en casa y es felicitada por sus falsas victorias en batallas en las que nisiquiera han tenido la decencia de mostrarse o aparecer. este mundo necesita menos agamenones que reciban los elogios y más aquiles y hectores que dirijan a los hombres desde el frente y miren al enemigo a los ojos. de esa forma las guerras y las matanzas no serian tan a la ligera porque nadie quiere perder la vida inutilmente.

No registrado (Bel Riose) Comentario realizado el 14 de Agosto de 2009 a las 15:44:16    Denunciar comentario

Desde mi punto de vista los dirigentes deberían ir a la guerra para ver lo que realmente es ésta, ya que todo es muy bonito desde el sofá de la casa de uno, pero no cabe duda de que si fueran cambiarían radicalmente de opinión e intentarían solucionar las cosas de forma pacífica porque sentirían en primera persona las desgracias y calamidades que conyevan sus absurdas decisiones.

No registrado (Carmen) Comentario realizado el 27 de Marzo de 2008 a las 20:05:01    Denunciar comentario

Independientemente del punto particular de la guerra en Irak, y solo contestando la pregunta a si los jefes deben ir a la guerra, mi punto de vista es le siguiente: En una guerra debe haber gente que pelea, a diferentes niveles de mando, y la gente que planea. Que en este caso son los jefes, si se manda a la gente que planea, es decir a los cerebros, y estos caen en combate no habria quien pensara y planeara y seria muy facil perder la guerra.
Como punto extra me permito comentar que en cuanto a los soldados Estado Unidenses que pelean en Irak son totalmente voluntarios a cambio de un salario que no se lo acaban en su vida.

No registrado (Oscar) Comentario realizado el 26 de Marzo de 2008 a las 17:06:47    Denunciar comentario

Me gustaría que la guerra de Irak fuera ejemplo de las consecuancias de lo que considero el peor de los crímenes: empezar una guerra. A eso, a lo que vemos todos los días en Irak contribuyó Aznar. Todos los que lo votaron deberían reflexionar sobre ello. Un millón de muertos, el hambre, la miseria, las generaciones marcadas a fuego por la guerra, piden justicia. Por eso la plataforma "juicio a aznar", (www.juicioaaznar.net)está realizando un debate en positivo muy provechoso desde el punto de vista político y moral, que debería transformarse en un juicio público, que sirve de vacuna de futuros aprendices esperpéticos de genocidas y asesinos de la paz.

Irene, los de vuestra generación debeis estar alerta, para evitar nuevos engaños. Adelante, si no os gusta este mundo, hay otro posible.

No registrado (Manolo Delgado) Comentario realizado el 25 de Marzo de 2008 a las 12:13:40    Denunciar comentario

Me gustaría que la guerra de Irak fuera ejemplo de las consecuancias de lo que considero el peor de los crímenes: empezar una guerra. A eso, a lo que vemos todos los días en Irak contribuyó Aznar. Todos los que lo votaron deberían reflexionar sobre ello. Un millón de muertos, el hambre, la miseria, las generaciones marcadas a fuego por la guerra, piden justicia. Por eso la plataforma "juicio a aznar", (www.juicioaaznar.net)está realizando un debate en positivo muy provechoso desde el punto de vista político y moral, que debería transformarse en un juicio público, que sirve de vacuna de futuros aprendices esperpéticos de genocidas y asesinos de la paz.

Irene, los de vuestra generación debeis estar alerta, para evitar nuevos engaños. Adelante, si no os gusta este mundo, hay otro posible.

No registrado (Manolo Delgado) Comentario realizado el 25 de Marzo de 2008 a las 12:09:29    Denunciar comentario
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital