A.M.P.A. Maestro "Alfonso Dueñas"
 
IV Certamen Literario Maestro Alfonso Dueñas
 




“ Gotas de Rocío ”


IV Certamen Literario Maestro Alfonso Dueñas 


PRESENTACIÓN


            Aquí están recopilados las historias y cuentos que nuestros alumn@s han presentado al IV Certamen Literario Maestro Alfonso Dueñas, tres de cada curso escogidos por ellos y sus profesores.


Trabajos que por cuarto años nos sorprenden y alegran la mañana, como pequeñas y brillantes  gotas de rocío  de un nuevo día, un nuevo amanecer, por ello este año hemos titulado esta recopilación de historias  que recogen los sueños y sentimientos de nuestros alumnos  “Gotas de rocío” esperando que con ellas disfruten todos los miembros que formamos la Comunidad Educativa.


Gotas de rocío de un nuevo día cada vez más difícil y exigente  que nos obliga a mejorar en lo más básico y fundamental que debemos ofrecer a nuestros hij@s, una EDUCACIÓN, una buena y amplia   educación para poder afrontar lo mejor posible los retos que YA nos está planteando el futuro, y que mejor forma para ampliar la educación de cualquier persona que la lectura, con ella se amplia el vocabulario, se mejora la comprensión, se descubren nuevos mundos, se viven magnificas historias, en definitiva se aprende, y ¡se puede aprender mucho.!


            Desde nuestra modesta opinión consideramos fundamental leerles a los niños y  hacer  que comprendan lo que leen. Buscar el significado de aquello que no se entienda y enseñarles a preguntar e interesarse por conocer nuevas cosas, nuevos mundos, nuevas historias, porque todo esta en los libros.


 


 Contágiales el gusto por la lectura SI TU LEES ELLOS LEEN.


 


LA JUNTA DIRECTIVA


 


UN VALIENTE CERDITO


                Erase una vez un valiente cerdito al que el rey le mando que matara a un dragón con una espada y al final gano al dragón y dejo el castillo destrozado, y colorín colorado este cuento se ha acabado.


R.M.C. 1º E.P. 


LUIS Y LA PUPA


            Erase una vez un niño que se llamaba Luis que se hizo una “pupa” y fue al hospital y le curó un medico y le dio las gracias y le hizo un dibujo, y colorín colorado este cuento se ha acabado.


A.M.H. 1º E.P.


 


EL DUENDECILLO


            Erase una vez un niño que se llamaba Dani que estaba haciendo los deberes, sus papas se fueron y apareció un duendecillo y lo cazó, y le dijo el duendecillo.


-       ¿ Si te doy un euro me soltaras ?


El niño lo hizo y el duendecillo cuando lo soltó le hizo un hechizo y se convirtió en un niño muy pequeñín y las palomas se lo llevaron y una manada de pájaros y al final lo querían.


Colorín colorado este cuento se ha acabado


N.M.N. 1º E.P.


 


LA CHANCLA QUE ANDA


            Erase una vez un niño que se llamaba Javier. Le gustaba jugar al fútbol y tenía todas las zapatillas rotas de pegarle al balón.          


            Su madre en vez de comprarle unas nuevas, le compró unas chanclas. Javier cada vez que le pegaba al balón veía las estrellas de lo que le dolían los dedos. Entonces escuchó una voz: eran las chanclas que le hablaban. 


            Javier se quedó pasmado y le dio tanto miedo que a la hora de jugar se las quitaba y jugaba descalzo.


                                   I.R.S. – 2º E,P,


 


ANA VA AL ZOOLÓGICO


            Había una vez una niña que se llamaba Ana. Quería visitar el zoológico porque no había ido nunca. Le dijo a su madre que si podía ir de excursión con sus compañeros del colegio y poder ver todos los animales que hay. La noche de antes no durmió porque estaba muy nerviosa y cuando llegó el zoológico vio muchos patos nadando por el lago, también vio monos muy pequeños, tigres y leones tan grandes que daban miedo.


            De regreso a casa iba muy cansada y cuando vio a su madre le dio un abrazo y le contó lo bien que lo había pasado y que todos los animales eran muy bonitos.


            ¡ Tenemos que repetirlo!.


P.L.H.  2º E.P.


EL ZAPATO PERDIDO


         Erase una vez una niña llamada Lucia que fue al campo con sus padres. Corriendo se le perdió un zapato. La niña lloraba y le decía el padre:


            -No llores, mañana cuando te levantes iremos a buscarlo.


            Andando, andando lo vieron y dentro del zapato, había un ratoncito llamado Binci. A la niña le dio pena de despertarlo y Lucía se fue sin el zapato.


Y.A.L.  2º E.P.


 


LA ARDILLA MERCEDES


            En el olivo, en un agujerito, vivía una ardillita muy graciosa y juguetona, su pelaje era gris, en su cola, en su panza y en una patita, tenía pelo blanco.


             Gozaba de muchas amistades, un sapo llamado Juan, el jilguero Adrián y Susana, la liebre. Mercedes cada mañana se aseaba y bajaba del árbol, a recoger bayas y frutos que caían de los árboles de los alrededores. Luego los llevaba hasta su casa, comía y el resto los almacenaba para el invierno.


            Vivía muy bien, por las tardes jugaba, cantaba, se divertía con todos sus amigos pero sentía que algo le faltaba. Un día se levantó y reunió a sus amigos, les contó lo que ocurría, les dijo que pensaba irse a la ciudad a cambiar de vida y descubrir cosas nuevas. Ellos se asustaron por ella y trataron de convencerla para que se quedara, le dijeron que era muy arriesgado y peligroso, de nada valió, no lograron convencerla. A la mañana siguiente cogió una bolsa y guardó provisiones para el viaje, no muchas para no llevar mucho peso, pensó que en el camino recogería alimentos.


            Se puso en marcha cantando y saltando de alegría, cuando llegó la noche, en el camino, se encontró con una lechuza que se la quiso comer, pero la astuta ardilla se escondió debajo de unas hojas y no salió de allí hasta el día siguiente. Continuó con su camino y por fin llegó a la ciudad. Había mucho ruido, olía mal a humo y a basura, se encontró con un perro de mal aspecto, que la persiguió hasta un callejón sin salida, de su hocico le salía saliva, su corazón le latía muy deprisa, pero encontró un agujerito por el que se metió y descubrió , después del susto, que la ciudad no era para ella.


            Regresó y sintió vergüenza ante sus amigos, de lo que ellos podían pensar, pero nunca imaginó que ellos estarían muy felices de volver a verla, les prometió que jamás se volvería a marchar y aprendió la lección, no había mejor sitio para vivir que la naturaleza.


                                          F.J.C.H.. 3º E.P.


JUAN Y EL OSITO TEDDY


            Estaban cerca las Navidades, Juan y sus padres fueron a un gran centro comercial para encargar los regalos de Papá Noel.


            Era muy grande y había muchos juguetes, Juan no sabía que escoger. Se puso a mirar y mirar más y más juguetes y cuando se dio cuenta se había perdido y no veía a sus padres, entonces se asustó, empezó a llorar y se metió en un rincón debajo de una estantería. Luego se le acercó un osito que se había caído en aquel rincón y al que nadie veía.


            - ¡Hola!, yo soy Teddy ¿y tú?. Juan estaba muy asustado y no le contestó.


-         No tengas miedo, yo soy tu amigo, cuéntame que te pasa y te ayudaré. Juan llorando le contestó:


-         Soy Juan, me he perdido y no sé donde están mis papás. Tengo mucho miedo, esto es muy grande y hay mucha gente extraña.


-         No te preocupes yo también llevo aquí perdido varios días y no me ha pasado nada, si me coges y me abrazas fuerte seguro que te sentirás mejor.


-         Entonces Juan cogió al osito Teddy y lo abrazó con fuerza y le dijo:


-         ¿Me puedes ayudar a buscar a mis papás?.


-         ¡Seguro que si!, salgamos de aquí y pidamos ayuda a un adulto.


            Juan le hizo caso y salió de su escondite, vio a otros papás con sus hijos y les dijo que se había perdido y que le ayudaron a buscar a sus papás. La pareja le dijo que no se preocupara que le llevaría ante un hombre de seguridad y que este los llamaría por los megáfonos del centro comercial. Así lo hicieron y sus padres que estaban muy preocupados buscándolo fueron enseguida a recogerlo, y aunque le riñeron un poco por separarse de ellos todos se pusieron muy contentos por estar de nuevo juntos.


            Para Navidad Juan pidió a Papá Noel  que le regalara el osito Teddy que le había ayudado, y claro está, ese día, bajo el árbol de Navidad en una preciosa caja de regalo apareció su osito Teddy, al que le dio un gran abrazo y fue su gran amigo. A partir de ese día siempre que van a algún sitio, no se separa de sus padres y nunca más se perdió.                                           


A. M. F. 3º E.P.


 


EL HADA AZUL Y EL TESORO PERDIDO


            Lejos de la ciudad, dentro de un bosque mágico, vivía Blanca, el hada azul, una bella y dulce criatura. Blanca jugaba con sus amigos. Alegres y contentos volaban sobre las vacas y los patitos.


            De noche, las hadas no dormían, porque cuidaban a sus hijos y a todos los amigos del bosque. Como no dormían, siempre escuchaban lo que pasaba en el bosque. Blanca hace mucho tiempo escuchó de unos hombres decir que había un tesoro y que nadie lo había encontrado.


            Un día decidió ir a buscarlo, vio que había salido del bosque mágico, entonces no podía volar. Andaba y andaba pero no veía nada, pasó una noche y cuando se despertó, vio unas grandes montañas, subió y dijo:


-         Con mis propios ojos estoy viendo dos cruces de un tesoro, ¿de cuál, me podré fiar?.


            Escogió la cruz de la izquierda y era la verdadera, encontró el tesoro con monedas, oro, collares, etc. Se fue rápidamente hacia el bosque, y entre todas las hadas lo decoraron con el tesoro que había encontrado el hada azul. El bosque quedó tan brillante que vino toda la gente de la ciudad para verlo. El hada azul dijo: ¡estoy tan feliz!..


            A.R.H. – 3º E.P.


 


EL CIENTÍFICO


Erase una vez un niño llamado   Pepín   que de mayor quería ser científico.


Cumplió 19 años y el 12 de marzo descubrió que en Marte había vida. Se lo dijo a la prensa..., pero creían que estaba loco.


A la tierra vino un platillo volante y se paró en el parque. Toda la gente fue a verlo y ¡salieron extraterrestres!


La gente quedó alucinada y por fin creyeron a Pepín.


J. F. S. M. 4º E.P.


LAS SEIS MARAVILLAS


Erase una vez unos niños que eran huérfanos. Eran muy pobres y estaban pidiendo en la calle.


Estos niños lo que no sabían es que tenían talentos guardados:


            Javier, el primero, sabía cantar.


            Lucas, el segundo, sabía tocar la batería.


            Sergio y Raúl tocaban las guitarras de miedo.


            Elisabet tocaba el piano y Cristina tocaba la flauta.


Estos niños, cuando lo supieron, aprovecharon su tiempo libre para tocar y ensayar. Cuando le enseñaron su música al productor, le encantó y se llamaron: “Las seis maravillas”.   


E. B.M. 4º E.P.


LA MÁQUINA EXPLOSIVA


Había una vez un grupo de amigos que se fueron de excursión. Todos iban muy contentos.


Cuando se pararon a comer, vieron una extraña máquina. Todos se asustaron porque era muy fea y grande.


Uno de los niños, que se llamaba Raúl, se acercó y vio unas letras que decían: "máquina explosiva".


Todos salieron corriendo y chillando. Se dieron cuenta que tenían que hacer algo y llamaron a la policía.


A todos les dieron una medalla porque la máquina era muy peligrosa, la había construido un asesino.


                                                                       M. C. A. 4º E.P.


UN DÍA EN EL CEMENTERIO


José, Nerea y Daniel eran muy traviesos. El líder, José, era un chulito.


Un día los tres fueron al cementerio. Nerea no quería entrar y Daniel tampoco. José entró y no salió porque los muertos vivientes lo cogieron, le chuparon la sangre y le quitaron los ojos y el cerebro.


Daniel entró y no había nadie. Nerea y él llamaron a la policía. Los encontraron: estaban en la calle San Cristo. José era uno de ellos, de los zombis.


Desde entonces todos los 30 de noviembre a las 12:04 asustaban a todos los niños que iban al cementerio.


                                                                       A. C. S. 4º E.P.


MI FAMILIA Y YO


Yo me llamo Judith, tengo 10 años y estos son algunas pinceladas de mi vida.


Cuando yo tenía 10 meses mis padres me tuvieron que llevar al hospital porque tenía  asma. Y a partir de ahí, estuve 5 años y 2 meses con asma. Cuando cumplí los 5 años mis padres me dieron la mejor  noticia de mi vida ¡MONTSE, MI MADRE, ESTABA EMBARAZADA!


Yo, como era lógico, estaba muy contenta. Pero al cabo de los 9 meses ya no me hizo tanta  gracia. Yo pensaba que cuando mi madre tuviera el bebé, éste se quedaría en el hospital, pero no fue así. Cuando le dieron el alta a mi madre del hospital y llegamos a mi casa, le pregunté a mi madre:


- ¿Por qué no has dejado a mi hermano José en el hospital?


Y mi madre me contestó: - Cuando una mamá tiene un bebé, éste se queda a vivir con ellos, como tú


Y yo le dije: - Pues yo no quiero que José se quede a vivir con nosotros.


Al cabo de 15 minutos llegó  mi abuela Paqui, y dijo: - ¿Dónde esta mi niño?


Y después llegó mi tío Manolo y dijo: - ¿Dónde está el niño más bonito del mundo?


Y yo pensé: - Ahora que está José, a mí ya no me querrán.


Y me fui corriendo a mi cuarto llorando, al cabo de 1 hora  y 25 minutos, reflexione y entendí que si era mi hermano tenía que quererlo. Además mi hermano era muy guapo, tenía los ojos azules, era rubio...


Pero los problemas no se habían solucionado del todo.


Al cabo de 1 año mis padres cada vez se llevaban peor, hasta que decidieron separarse. Yo me sentía muy triste, todas las noches lloraba, no tenía ganas de jugar, no tenía ganas de nada. Yo pensaba que sin mi padre y mi madre juntos, ni mi hermano ni yo íbamos a ser unos niños normales, que todos los niños se iban a meter con nosotros. Pero no fue así.


A mi madre la vida le cambió, se enfrentaba a la crianza de una niña de 6 años y un niño de 1 año y sin ayuda de nadie. Fueron momentos muy duros, hasta que decidió alquilar un bar, si algo tenía claro mi madre era que a sus hijos no les iba a faltar de nada.  Transcurrido un tiempo, mi madre descubrió que había sido víctima de una estafa por parte de mi padre biológico, y debido a ello mi madre volvió a recaer, espero que entendáis que debido a lo sucedido no quiero volver a ver  a mi padre muy a menudo, por lo tanto mi abuela materna decidió dejar su vida en Barcelona y dedicarse a sus nietos, y gracias a ella mi madre volvió a encaminar su vida. Al cabo de 1 año, mi  madre conoce a un hombre, llamado Nazario, con el que empieza una relación seria y estable de la cual estoy muy orgullosa, nos trata tanto a mi hermano como a mí como si fuéramos sus propios hijos, aunque para mí es como si fuera su hija y si le preguntáis a José, para él, Nazario es mucho mejor padre que el verdadero, la vida me ha dado una lección:


¡TU PADRE ES EL QUE TE CRÍA , NO EL QUE TE HACE!


Lo que no os he contado es que mi padre Nazario tiene dos hijos maravillosos, Raquel y Sergio.


Por fin me considero una niña afortunada, tengo una familia lo que siempre había soñado, soy muy feliz.


¡Y COLORIN COLORADO ESTA BIOGRAFÍA SE HA ACABADO!


J. M. H. 5º EP


 


EL PÁJARO CARPINTERO


Erase una vez un pájaro carpintero llamado Periquito. 


Una vez,  Periquito salió a pasear. Conoció a unos amigos que se hacían llamar  “los colegas”; uno se llamaba Pepe, otro Juan, y otro Jesús.


Un día pasaba Periquito por el bosque y les dijo:


Hola me llamo Periquito ¿quiénes sois vosotros?


Ellos ni le contestaron, se creían muy chulos y pasaron olímpicamente de Periquito. Periquito siguió andando, aunque les contestó, y les dijo adiós.


Al siguiente día paso por el bosque otra vez, se sentó donde siempre se sentaban los colegas y por un descuido se quedó dormido.


 Cuando llegaron los colegas le despertaron


- ¡ Cómo te atreves a dormirte en nuestro sitio ! - dijo Pepe.


Periquito les contestó: -perdonadme yo no quería dormirme.


Los colegas le dijeron - ¡ vete de aquí !


            Al siguiente día no se atrevió a irse  por el bosque y se fue por el camino más transitado, hasta llegar al pueblo. Compró en la tienda y se fue a su casa, y nunca volvió a pasear por el bosque porque les tenía miedo a los colegas.


                      L. P. C. 5º E.P.


“A VECES CONVIENE LLORAR”


Un día de invierno apareció en medio del bosque, un pajarillo que estaba llorando porque tenía frío.


Apareció por allí un valiente jabalí, miró al pajarillo y dijo:


¡No llores! Llorar no sirve para nada, debes ser fuerte y valiente como yo. ¡No molestes más a los habitantes de todo el bosque!


El pajarillo lloró aún más fuerte y el jabalí se marchó sin haber ayudado al pajarillo.


Después, pasó por allí un viejo oso que dijo:


-¡Pobrecito! Yo te ayudaré.


El oso cogió al pajarillo y lo dejó en la rama más calentita del árbol. El pajarillo no tenía fuerzas para decirle nada, pero pudo sonreír al oso y agradecerle lo que había hecho por él.


El pajarillo pensó:


-¡Ojala algún día sea tan bondadoso como el oso!


Al siguiente día empezó a nevar, cuando el pajarillo estaba resguardado en las ramas.


De pronto se oyó un fuerte llanto y el pajarillo, se preguntó:

Ver comentarios

No existen comentarios para este artículo.
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital