El blog de la empresa por José L.G. Castell
 
VIVEROS ARRIAZA, UN EJEMPLO DE AUTOEMPLEO
 

 


-         Los bancos han cerrado el grifo más, a los que menos tienen.

-         Los pequeños empresarios deben dar ejemplo en el mantenimiento del empleo.

-         No es un perdedor el que está donde quiere estar.

 

        Es bastante fácil hacer una introducción de la persona que hoy expone su sentir como empresario y narrar un periodo de su vida laboral. Antonio Arriaza es sobradamente conocido por su larga vida social que, a sus 58 años, lleva andada. Pocas son, de las muchas asociaciones que existen o hayan existido en Ochavillo, en las que no haya estado de manera activa. La Casa de la Juventud y la llamada Comisión de Festejos de los 28, están entre los sus mejores recuerdos. Entre el año 1993 y 1997 fue alcalde pedáneo de Ochavillo y ha sido concejal de IU, durante 20 años, en el Ayuntamiento de La Colonia, justo desde las primeras elecciones municipales del actual periodo democrático. Aun así nos dice, que nunca vivió de la política y siempre tuvo que buscarse los medios para seguir y llevar adelante a su familia. El estar en política me perjudicó al principio pero después me ha favorecido, no por tratos de favor, si no por la cantidad de gente que conozco. Reconozco que tengo muchos detractores, pero de lo que nunca me podrán acusar es de falta de entrega, empeño y capacidad para trabajar.    

        Viveros Arriaza es el nombre comercial de la empresa que Antonio creara hace 20 años, después de un duro palo como cultivador de algodón. Sus principios fueron hacer plantas de olivar partiendo del enraizamiento de las variedades que empezaban a ser punteras en el sector, siguió haciendo otros tipos de arboles y estos fueron el principio del giro hacia la jardinería. Comencé, nos sigue contando Antonio, con la ayuda de mi mujer, en el mantenimiento de jardines, incorporé a mis hijos después de decidir no estudiar y esto me creó la necesidad de ampliar, salir de La Colonia  y pronto encontramos nuevos proyectos en Córdoba que se transformaron en realidad. Actualmente estamos centrados en él diseño y mantenimiento de jardines, usando en parte, plantas que nosotros mismos producimos, así como todo el sistema de riego y automatismos.  Generamos el empleo familiar y algunos más de forma temporal y, aunque tenemos nuevos proyectos, hoy por hoy con la situación actual, nos conformamos con mantenernos.

        Hemos realizado o llevamos en mantenimiento una serie de obras de las que nos sentimos orgullosos y entre las que puedo citar algunas como: El campo de golf de Juan Cobos en Fuente Palmera, la carrera del caballo en Córdoba y diversas zonas ajardinadas de Fuente Palmera.

        La crisis, continua Antonio, como a todos y si cabe más, nos está afectando. El parón total de la construcción y la escasa capacidad de inversión de los ayuntamientos unido a la falta de financiación por parte de los bancos ha acabado con la realización de nuevos jardines e incluso es difícil el mantenimiento de los existentes. El sistema bancario ha cerrado el grifo a todos, pero aun más a los que menos tienen.

        ¿Qué dirías a los pequeños y medianos empresarios en estos momentos? Que no den para atrás ni para tomar impulso, que tengas uñas cortas como señal de que se escarba, que aguanten sin despedir a los trabajadores aun con menos rentabilidad, que piensen que son ellos los que le hicieron ganar en otros tiempos y que esto es y debe ser un esfuerzo de todos para mantenernos todos donde tenemos que estar. Y a los bancos y los políticos que piensen en la pequeña y mediana empresa es la que crea más empleo y riqueza en este país. 

        ¿Te sientes perdedor en política y ganador en lo empresarial? No me considero perdedor en política, no es perdedor quien está donde quiere estar. Como empresario me conformo, quiero vivir de mi trabajo y lo estoy haciendo, he o hemos creado varios puestos de trabajo y los mantenemos y ese es mi orgullo como empresario.

        Antonio ¿Hasta cuando en la brecha? Un luchador está en el combate hasta la muerte. Aun así, la dirección de la empresa la lleva desde hace un tiempo mi hijo Antonio.

 

José L.G.Castell

Ver comentarios

No existen comentarios para este artículo.
add
 
Otros artículos del autor
 
 
© Octubre 2010 - Ochavillo.com - Powered by Aldea Digital